Image Alt

Tutorials

Si usted todavía no ha oído hablar sobre el doble limpiamiento, Inoar le explica el concepto que va a ayudar en su rutina de limpieza facial. El procedimiento de doble limpiamiento consiste en la utilización de dos tipos distintos de productos para la higienización de la piel y se ha vuelto muy popular en el último año.

Sabemos bien cómo es difícil sacar un maquillaje más elaborado sólo con agua. Frotar mucho la cara puede causar reacción en la piel de algunas personas. Entonces, ¿qué tal facilitar ese proceso? Con la aplicación previa de algún aceite, preferentemente, aceites vegetales, la higienización puede ser facilitada. Los aceites funcionan como ablandadores de las partículas que pesan en la piel, ayudando en la retirada con agua y jabón facial.

Así, el doble limpiamiento consiste en dos pasos muy simples. El primero es la aplicación del aceite. Después de eso, un jabón facial completa la limpieza, que debe ser finalizada con agua en abundancia y el secado con una toalla suave para no herir a su piel.

Piel grasa y la doble limpieza

Las personas que tienen la piel aceitosa no les gusta ni oyen la palabra aceite y, a menudo, retiran de la nécessaire ese producto. Pero no hay que tener miedo al hacer el doble limpiamiento. Esto es porque todo el aceite que se aplica como la primera etapa de la higienización se toma con el jabón facial y mucha agua.

Paso a paso del doble limpiamiento

Aplique una pequeña cantidad de aceite en la cara. Indicamos el aceite multifuncional Kálice, compuesto por 7 aceites vegetales preciosos para la piel y el cabello. No es necesario lavar la cara antes del procedimiento.

Masajee la región con movimientos circulares hasta que pueda notar el desprendimiento de las sustancias, como el maquillaje, de la piel.

Lave la cara con agua en abundancia. Es importante retirar todo el aceite de la región. Atención a la temperatura del agua, lo ideal es que esté tibia.

Aplique un poco de Jabón Facial Inoar en las manos, haciendo espuma, y ​​realice movimientos circulares, masajeando la piel de la cara por algunos minutos. Enjuague abundantemente.

A la hora de secar, presione una toalla suave en la cara por algunas veces. Es importante no frotar.

SUGERENCIA: Usted puede finalizar el proceso aplicando el Agua Micelar Inoar para suavizar su piel con sus propiedades altamente purificantes y agua termal.